Tema 3. El patrimonio del Movimiento Moderno como oportunidad y herramienta de futuro.

La puesta en valor de los recursos naturales y patrimoniales en general, y del Movimiento Moderno en particular, puede contribuir al proceso de desarrollo del territorio donde se emplaza, constituyendo una oportunidad y una herramienta de progreso. Para ello, resulta necesario incidir en la memoria histórica, en el orgullo de pertenencia y, en su caso, la consideración de una identidad colectiva que impulse las actuaciones sobre el patrimonio heredado, su recuperación, mantenimiento y sostenibilidad, basada en ocasiones en la adecuación a nuevas funciones que lo doten nuevamente de contenido.

En el caso de los pueblos de colonización, resulta indiscutible que un aspecto imprescindible para el desarrollo y protección de los mismos es la adecuada concienciación de sus habitantes respecto de la valía de los recursos existentes, para apoyarse en ellos de cara a la dinamización de la actividad económica en su entorno. No cabe duda de que mirar hacia el pasado resulta una herramienta de conocimiento imprescindible para construir un futuro mejor.

En este sentido, las intervenciones previstas para la mejora y estructuración de los recursos existentes deben ir más allá de la mera consideración de los ejemplos más significativos de los poblados de colonización como objeto de estudio, investigación y mera restauración. Ciertamente, los pueblos constituyen ejemplos vivos del desarrollo de un territorio a partir de la transformación en tierras de regadío, pero no es menos cierto que el atractivo de la colonización hay que buscarlo también en los pantanos, en los ríos, en la propia estructura agrícola del regadío, en los medios de producción y en la calidad de los productos resultantes de la explotación de esas tierras.

Por ello, resulta imprescindible el análisis de estrategias y actuaciones a acometer para la mejora y puesta en valor de los recursos naturales y patrimoniales materiales, así como la consideración del patrimonio inmaterial y la cualificación de los recursos agroalimentarios y artesanales. Con ello, la implementación de mecanismos dinámicos y transversales de gestión pública, considerando también las enormes posibilidades de intercambio y colaboración entre Extremadura y Portugal, que brinda la euro-región EUROACE.

Posibles líneas de reflexión:

  • Estrategias para la valoración social del patrimonio heredado y la generación del orgullo de pertenencia.
  • Recuperación, mantenimiento y sostenibilidad. Nuevas funciones del patrimonio moderno.
  • Elementos estructurantes y catalizadores para una economía complementaria.
  • Mecanismos dinámicos y transversales de gestión pública.